Crónica del piquete juvenil en Vicálvaro

24.00 en Vicálvaro, comienza la huelga general del 14 de noviembre, en ese momento, en todo el Estado español los y las obreras salían a las calles de sus pueblos y ciudades para comenzar la lucha que caracteriza  estas jornadas. Las calles olían a pintura fresca y los coches de policía municipal y del CNP eran los únicos que recorrían las calles de nuestro pueblo.

La juventud vicalvareña esperaba esta huelga con ganas e ilusión, hartas de sufrir la explotación laboral, hartas de contratos precarios, de paro y de frustración, hartos de la ausencia de alternativas, de las continuas políticas de juventud que torpedean cualquier intento de auto-gestión y organización de la juventud obrera, nos dirigimos, algunas a Mercamadrid, otras a cocheras, con energías y ganas de luchar, ya que prometía ser una noche muy larga y no había hecho nada más que empezar.

A primera hora de la mañana la juventud se reunía para desayunar y dar paso a la primera acción de la jornada en Vicálvaro. Ya a las 7.30 el piquete convocado por la AJV, de unas 60 personas cortaba el acceso a la M-40 desde la Plaza de la Vicalvarada, colapsando la circulación durante más de 30 minutos.

Tras esto, el piquete convocado por la AJV fue desde la Plaza de la Vicalvarada por el Paseo de los Artilleros hacia las puertas de la URJC, donde el número de estudiantes era bastante reducido. Allí varios compañeros y compañeras pasaron por las clases y se hicieron con las hojas de asistencia para apoyar a todas aquellas compañeras y compañeros que no acudieron a clase secundando la huelga general.

Sobre las 10.00 el piquete se dirigió a la puerta trasera del Centro Comercial de Vicálvaro, donde se estaba procediendo a descargar el género para el Ahorramas, cadena ya conocida por su presión hacia los trabajadores en días de huelga. El piquete al grito de “¡Aquí no entra ni un puto langostino!” impidió la entrada del género e hizo que el camión de reparto se marchara después de haber vuelto a cargar todas las cajas que había descargado para abastecer el supermercado.

A continuación, las y los jóvenes continuaron con una manifestación-piquete por San Cipriano hasta llegar al siguiente Ahorramás donde se volvieron a encontrar con el camión de reparto que se fue en cuanto vio acercarse el piquete juvenil.

Tras esto, los jóvenes vicalvareños nos dirigimos de nuevo al Paseo de los Artilleros para unirnos a la manifestación convocada por la Asociación de Vecinos y Vecinas de Vicálvaro y otros colectivos, que recorrió durante tres horas las calles de nuestro pueblo, pasando por todos los barrios y sitios emblemáticos. Durante todo el recorrido el cortejo de la AJV no paro de animar la marcha gritando cánticos y consignas políticas contra la crisis, el capitalismo, la derecha en general y el gobierno en particular, tras su pancarta y enarbolando banderas comunistas, anarquistas y feministas así como algún pendón castellano, ejemplo de la pluralidad ideológica de las diferentes sensibilidades políticas que conviven en nuestra asamblea.

Tras la marcha, de recorrido circular, volvimos a confluir en el metro de Vicálvaro donde se leyó un comunicado y se llamó a la participación en las manifestaciones de la tarde. Después de esto, nos fuimos contentas y cansadas a comer y a descansar un poco para estar listas para la manifestación de la tarde.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Crónica del piquete juvenil en Vicálvaro

  1. Tovarishch dijo:

    Gran resumen, solo añadir que el piquete estuvo cargado de ilusión, alegría y amistad.

Los comentarios están cerrados.