¿Dónde está nuestro sobre?

1311

Caso Bárcenas, caso Dívar, caso Nóos, caso EREs… El Estado español está totalmente salpicado por la corrupción, con el Partido Popular a la cabeza de la misma. Saqueo a la luz del día de miles de millones de dinero público, amontonado gracias a una clase trabajadora que se levanta cada mañana para trabajar (los más afortunados). La misma clase trabajadora que ve cómo gobierno tras gobierno, reforma tras reforma, les son arrebatados sus derechos más esenciales: salud, educación, pensiones…

Ante esta situación, los y las jóvenes de Vicálvaro nos preguntamos ¿Dónde está nuestro sobre? ¿Para nosotr@s no hay nada?

Mira qué sería fácil, con un sobrecito de esos que hubiese caído en nuestras manos, quizás podríamos por fin tener locales para la juventud en el pueblo donde realizar actividades culturales y formativas, poder pagarnos las tasas universitarias o las matrículas de la FP, hacer frente a la subida del billete del transporte público, cumplir el sueño de emanciparnos antes de los 40, sufragar esas multas que nos ahogan a quiénes nos manifestamos (esos 12.000 euros del desalojo de la Cantera), pagar gustosamente los elevados precios de uso de las instalaciones deportivas municipales e incluso nos sobraría para tomar un refrigerio en un bar sin miedo a que nos multen por hacer botellón en la calle.

Desde la AJV hemos querido realizar esta acción de denuncia pública de la corrupción que salpica al Partido Popular, por ser el que actualmente nos gobierna a nivel estatal, autonómico y municipal. La hemos realizado aún a sabiendas de que la corrupción continuará, oculta o a la luz pública, ya que quiénes nos gobiernan han perdido toda vergüenza, si es que algún día la tuvieron. Ellos van a continuar haciendo lo que mejor saben; servir de enlaces entre la dictadura del capital y las personas trabajadoras. Nosotr@s por nuestra parte, nos comprometemos a seguir construyendo organización popular de cara a que algún día, más temprano que tarde, podamos construir un mundo a la medida de las personas y no de la banca y la corruptela generalizada.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.